Google+ Followers

domingo, 21 de abril de 2013

Rutina capilar para un cabello largo

Buenos días! :D

El tema de hoy va a ser como me cuido el cabello.

Para poneros en situación voy a explicaros como es mi pelo.
Mi pelo es largo y finito, su forma es lisa pero tengo las puntas un poco encrespadas,supongo que es por los tintes, las henas y las camomilas que he utilizado en estos últimos dos años. Padezco (porque no se puede decir de otra manera XD) de raíces grasas, y largos y puntas secas y medio chamuscadas.

Deciros que antes, literalmente, masacraba a mi pelo.Ahora me entenderéis por qué lo digo.
 Me lo lavaba día si, día también, me pasaba las planchas todos, todos, todos los días, en verano, incluso siempre que volvía de la piscina.También me ponía  un potingue de camomila que me dejaba el pelo más rubito, pero que me lo abrasaba (ya os hablare de él) y por todo esto se me caía bastante. Vamos que un poquito más y me quedo calvita.... :S

-Rutina capilar :
Desde septiembre mantengo una rutina capilar totalmente diferente a la que he tenido nunca. 
En enero del año pasado fue cuando tomé conciencia de que si quería un cabello de chica "Godiva" (ya conoceréis la historia por el champú de LUSH, ¡seguro!), tendría que mimar muchísimo más mi pelo. ¡Y así fue! Ahora mi cabello está brillante, mucho más nutrido e hidratado, bastante abundante y con mucho más cuerpo, es decir, creo, que por lo menos a mí cabello esta rutina le ha ido de perlas.

¡Allá voy!
 Dicen algunas peluqueras y algunas webs y blogs que lavarse el pelo muy a menudo es malo, porque retiramos los aceites naturales que produce nuestro cabello para nutrirse,además de que las personas que tenemos el cabello graso como yo, puede legarnos a producir un efecto rebote. Sabiendo esto, yo empecé a lavar mi cabello un día si y uno no y es como mejor me va.
Cuando me meto a la ducha lo primero que hago es ajustar la temperatura del agua de caliente a templada para que no se abran las cutículas del cabello y no haya una producción de grasa excesiva producida por el calor del agua. Me lavo el cabello con un champú purificante, realizando círculos al rededor del cuero cabelludo muy suavemente para no agredir la fibra capilar ni la piel de la cabeza.
Además ya de por si sólo, un champú purificante lava muchísimo más que uno normal sólo con el contacto con la superficie. Una vez enjabonada no lo retiro y me lavo el cuerpo, así dejo reposar el champú uno o dos minutos. Aclaro y me pongo un champú ya más suave, con el que repito los lavados en círculos. 


Después vuelvo a aclarar y con la ducha me pongo el pelo divido en dos partes una encima del hombro derecho y otra encima del izquierdo. Cojo una buena cantidad de mascarilla y voy aplicándola mechón por mechón, lo dejo reposar unos 5 o 10 minutos y aclaro. 
Antes de salir de la bañera escurro mi cabello suavemente y me lo voy secando con la toalla con ligeros toquecitos, aplico un sérum en las puntas y dejo secar al aire. Nunca os sequéis el pelo con secador o uy de vez en cuando y a una temperatura bajita, porque es de las cosas que más estropean el cabello. Tampoco me paso nunca las planchas,totalmente prohibido porque puede llegar a desnaturalizar las fibras proteicas del cabello.

* Hay veces, que si me noto el cabello muy dañado, antes de meterme a la ducha, me pongo una mascarilla nutritiva casera durante el tiempo que pueda sacar en ese momento. Ya os hablare en otra entrada de como la realizo.


Hasta aquí la entrada de hoy, espero que os guste. Besos :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario